Coronavirus: así debes limpiar tu automóvil por dentro

Al tratarse de un entorno cerrado con múltiples superficies de contacto, como manijas, palanca de cambios, freno de estacionamiento y el propio volante, la cabina de tu auto es un lugar propicio para la transmisión del coronavirus. Sin embargo, puedes prevenirlo con las medidas adecuadas así como llevando a cabo su proceso de desinfección. ¿Sabes cómo realizarlo?

Si vas a utilizar alcohol o cloro (recomendado) inicia en partes ocultas del auto para observar si puede ocasionar daño a los plásticos de tu auto…

El uso de una solución 95% agua con 5% cloro es uno los líquidos más adecuados para desinfectar el auto. Al tiempo que el alcohol, esparcido con atomizador, puede usarse para sanitizar áreas como la pantalla del tablero.

Después de todo, es común entrar y salir del vehículo y ni siquiera darse cuenta de que las partes de la cabina pueden ser un foco de contagio de algunas bacterias o el virus en sí.

Los consejos también son válidos para prevenir la propagación de bacterias y acumulación de ácaros del polvo que pueden causar enfermedades respiratorias.

Técnica segura
Lo ideal es limpiar interior de arriba a abajo, es decir: comiencen en el techo hasta terminar en las alfombras. Especialmente con las partes de mayor contacto, como el volante, el tablero, puertas y cinturones de seguridad

Techo
-Primero usemos un cepillo suave para eliminar la acumulación de polvo.

-Echa mano de una franela por el revestimiento del techo.

-Con una botella de spray, aplica una mezcla muy moderada de agua, detergente neutro y vinagre blanco (en pequeñas cantidades y asociado con jabón, no deja olor).
-También puedes utilizar productos específicos para el recubrimiento, pero deben contener bactericidas en su composición.

– Usa un paño limpio para extender la solución por todo el techo, especialmente en las esquinas y en las partes cercanas a los hules de las puertas.

Volante
-En la parte donde hay contacto constante, primero es necesario pasar una franela o un paño diariamente; un estudio demostró que el volante puede estar cuatro veces más sucio que el baño.

-Limpia el borde y la columna de dirección con un paño húmedo con agua.

-Si utilizas productos específicos, asegúrate de que tengan propiedades bactericidas y que no contengan sustancias abrasivas.

-Recomendamos realizar este procedimiento al menos dos veces al día.
-Lleva contigo una botella de alcohol al 70% para que puedas limpiar el borde con una pequeña cantidad del producto en un paño; también limpia tus manos con la solución antes y después de conducir
Tablero, cinturones de seguridad y freno de estacionamiento
-Primero limpia con un paño para eliminar el exceso de polvo. No olvides las esquinas, la consola central, portavasos, controles de vidrio, cerraduras y espejos.

-Luego utiliza un paño humedecido solo con agua y detergente suave sin que esté muy mojado para evitar daños a los componentes eléctricos.

-Ten mucho cuidado en usar productos abrasivos que puedan dejar manchas.

-También recomendamos limpiar por lo menos una vez al día.
Asientos
-Utiliza una aspiradora para quitar el polvo; sin no la tienes, un paño húmedo puede ayudarte al respecto.

-Aplica una solución de agua + detergente neutro + vinagre blanco o producto específico con bactericida, pero sobre un paño ligeramente húmedo para limpiar los recubrimientos. Tenga cuidado de no dejar el asiento mojado

-En tapicería de piel, aplica una capa ligera de producto adecuada para el material para evitar que se seque después de la limpieza

-Deja el auto ventilado por lo menos por una hora

Tapetes
-Utiliza una escobilla para retirar el polvo o tierra.

-Puedes utilizar la fórmula de agua + detergente neutro + vinagre blanco o algún producto específico para limpiarlos.

-Permite que se sequen al sol.
Alfombras
-Con una aspiradora, elimina el polvo acumulado; no olvides debajo de los asientos y detrás de los pedales

-Aplica un producto específico para limpiar alfombras (con bactericidas) con un spray y utiliza un cepillo para esparcir la sustancia con movimientos circulares.

-Elimina el exceso de solución con un paño húmedo.

-Ventila para secar la humedad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *